Rendición de cuentas II Congreso La Cabecera Madrid 2018

Después de abril llegó el verano, luego el inicio del curso y la campaña de la gripe… Parecía que desde Madrid nunca sacábamos tiempo para hacer la devolución que todas merecéis sobre el II Congreso La Cabecera realizado en Matadero y el Espacio Vecinal Arganzuela en abril de 2018. Os debemos disculpas por el retraso, la transparencia se muestra y nos debemos a vuestro apoyo. Os debemos otras dos cosas: el resumen de las cuentas del congreso y la devolución de las encuestas de satisfacción.

Iniciamos la preparación del Congreso con una idea vaga sobre nuestros límites de presupuesto: sabíamos que habría 260 inscritas y que la inscripción (incluyendo comidas) costaría 35€, así que contábamos con unos 9000€ antes de impuestos (todas las cantidades mencionadas incluyen IVA). Desde el principio rechazamos todo pago de industria farmacéutica o de productos sanitarios, y en nuestro caso decidimos no solicitar subvenciones públicas ni privadas directas (aunque sí aceptamos el uso de algunos servicios públicos gratuitos).

Sabíamos además que el año anterior las camisetas eran una muestra de apoyo importante y guardábamos las nuestras con mucho cariño, así que queríamos repetir la experiencia de vender algún recuerdo físico que quizá nos ayudara a reunir algo más de dinero: nos decidimos por camisetas, chapas y bolígrafos. Tras mucho insistir para intentar vender ese merchandising (y comprar varias camisetas cada persona de la organización y muchas de las ponentes), nos ha dejado una deuda de unos 125€ después de impuestos y varias cajas de camisetas sin vender.

El gasto más importante de todo el congreso, exceptuando las camisetas y chapas, fue la alimentación. El cátering para 260 asistentes (una comida de tipo canapé, 3 pausas de café) costó 3603.6€ en una empresa local.

Las ponentes (42 en total, muchas de ellas de Madrid) nos ayudaron a reducir mucho los gastos ya que toda su aportación fue no remunerada, rechazaron el pago del alojamiento y su transporte solo supuso 381,15 €. Estaban invitadas a asistir gratuitamente al congreso y a los talleres donde quedaran plazas, y les agradecimos toda su ayuda con comida y un pequeño regalo con un coste total de 1192,3€. Queremos agradecer nuevamente la participación altruista, sin ellas el congreso habría sido imposible.

Aunque el uso de las localizaciones no nos supuso ningún gasto directo (de nuevo, mil gracias al Espacio Vecinal Arganzuela y a los diversos espacios de Matadero que usamos: Nave Terneras e Intermediae), sí gastamos 1150,71€ en equipamiento audiovisual adicional al préstamo gratuito del servicio municipal CRAS! y a los ordenadores y proyectores portátiles que aportamos las organizadoras. Necesitamos además 125.05€ en material plástico (papel continuo, cartulinas, rotuladores, post-its) y fotocopias.

La labor de coordinación, burocracia, contabilidad y producción la hemos realizado La Cabecera Madrid, con ayuda de la Asesoría para asociaciones municipal gratuita. Ha supuesto muchísimas horas de trabajo y esfuerzo, probablemente de forma global una de las tareas en las que más tiempo hemos invertido. Al inicio decidimos que una asesoría que nos realizara la contabilidad y burocracia sería un gasto inasumible, pero al final del proceso sopesamos que quizás hubiera sido un gasto rentable.

El resto de gastos comunes incluyeron el material para grabación (unos 500€), las plataformas online de difusión e inscripción (105€) y otros gastos en ayuda externa y fungibles (unos 295€). Aunque estamos pendientes de pagar más impuestos, el congreso de La Cabecera Madrid 2018 ha supuesto finalmente unos 1200€ de beneficio que se revertirán en próximas actividades formativas.

Antes de hablar de vuestras impresiones, dejadnos decir que la sensación general por parte de las organizadoras del congreso ha sido muy satisfactoria. Consideramos que uno de los pilares fundamentales que nos han permitido su desarrollo ha sido la cohesión como grupo (en muchos casos personas que no se conocían previamente). Hemos debatido y reflexionado durante muchas horas para ir poco a poco construyendo un espacio horizontal, de reflexion, de consenso, en el que hemos aprendido unas de otras y de todas las personas que nos han acompañado en el camino, para materializar dicho proceso en una acción concreta a través de un trabajo ininterrumpido durante más de un año.

Aun plenamente conscientes de los accidentes, errores y puntos a mejorar, estamos orgullosas de haber sacado adelante un congreso de formación sobre Atención Primaria desde Atención Primaria, sin humos de la industria en el contenido ni en las formas.

Nos hemos planteado desde su inicio potenciar la formación entre pares, dar cabida a los espacios de debate y sobre todo, tejer redes, alianzas y procesos conjuntos que nos permitan fortalecerla en nuestro ámbito. Teníamos claro que para Madrid queríamos una mezcla sana desde una mirada macro, determinantes sociales y la comunidad y habilidades técnico-científicas-clínicas. Tenemos dudas de haberlo conseguido, el espacio temporal de un congreso es muy reducido y podemos mencionar cosas de todos esos bloques que hubo que dejar de lado, pero estamos contentas con el equilibrio alcanzado. El consenso final se vio afectado por nuestros deseos, lo que nos pedíais las futuras asistentes y nuestra capacidad como organizadoras. Ya dijimos en el congreso que nos quedábamos con las ganas de haber sabido integrar a toda la Primaria y no solo a las médicas (enfermería comunitaria y el resto de profesionales sociosanitarias, administración, pacientes y comunidad).

Por vuestras respuestas a la encuesta sabemos que en general el congreso os gustó tanto como a nosotras. Nos pedís más espacios pequeños y habilidades concretas, más tiempo de debate en las ponencias grandes (aunque también nos habéis agradecido todos los espacios de participación) y más diversidad en discursos y entre el público (¿dónde está enfermería?, ¿dónde las médicas mayores con ganas de seguir aprendiendo y compartir?). Como llamadas de atención para su futura mejora nos señaláis la comida (adecuada en general, pero a bastantes se os quedó corta) y el proceso de inscripción. Sabemos que las plazas fueron mucho más limitadas de lo que (n)os gustaría (nos vimos muy limitadas por los espacios para talleres pequeños, con tiempo para el debate, que tanto os han gustado pese a que en algunos casos estabais hacinadas -el EVA se expandió todo lo posible pero no daba más de sí). Habrá que seguir explorando formas de inscripción y espacios donde desarrollar las actividades.

Sobre los contenidos nos agradecéis en particular el enfoque de Participación Comunitaria y de Género que (eso intentamos, al menos) permeó todo el congreso transversalmente y con espacios designados propios. También os preguntábamos por la pertinencia del tema (si creíais que es un tema importante a tratar o si no es el lugar para tratarlo) y el cómo lo hemos llevado a la realidad. Las ponencias comunes (presentación del barrio, Historia de AP, El CS Que Queremos, Factores de Riesgo Cardiovascular, Género, Auditoría de Género) se ven como muy importantes, aunque el formato y cómo se llevó a cabo es más dispar. Hay quejas y sugerencias sobre el enfoque de partes específicas de las sesiones de FRCV y de Género, aunque la percepción general es muy positiva. Los talleres (en los que teníais libertad para elegir temas) se vieron como más pertinentes y gustaron aún más. Parece que pedís dos tipos de talleres diferentes: centrados en ayudar a comprender realidades poco conocidas o bien en desarrollar habilidades muy concretas, en cualquier caso, con espacio para debate y co-aprendizajes. No tenemos suficientes respuestas para comparar unos con otros, pero salimos contentas con vuestras experiencias.

Seguiremos trabajando para construir espacios de formación en Atención Primaria de calidad pero frugales y sostenibles, accesibles a todas y actualizados, sin humos industriales…¡y os animamos a hacer lo mismo en vuestras ciudades!

Gracias a todas por formar parte. ¡Nos vemos en la siguiente!

La Cabecera Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *