A JUICIO LA EXCLUSIÓN SANITARIA

Desde @yosisanidaduniversal quieren llevar a juicio la exclusión sanitaria para defender un Sistema Nacional de Salud (SNS) que atienda a todas las personas así como avanzar en el objetivo de derogar las leyes y las prácticas contrarias a la sanidad universal. Para ello necesitan de la participación de todos y todas para llevar adelante esta iniciativa. Apoya su crowfundig.

Os dejamos el comunicado de Yo Si, Sanidad Universal y el vídeo realizado en colaboración con 1 cada 8h.

Queremos llevar a juicio la exclusión sanitaria: explorar las vías jurídicas posibles para defender una asistencia sanitaria para todas las personas en el Sistema Nacional de Salud (SNS), y avanzar en el objetivo de derogar las leyes y las prácticas contrarias a la sanidad universal.

Desde 2017, el Grupo de Afectadas por el INSS y Yo Sí Sanidad Universal hemos llevado a juicio repetidamente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) por denegar la tarjeta sanitaria a un colectivo concreto de personas que tiene derecho a ella: ascendientes reagrupados, padres y madres que han obtenido la tarjeta de residencia por ser reagrupados por sus hijos españoles. Durante los siguientes dos años, casi un centenar de sentencias, todos los jueces nos dieron la razón, afirmando que las personas demandantes tenían pleno derecho a la asistencia sanitaria.

Sin embargo, el INSS (que depende del Ministerio de Trabajo) no cesó nunca en su práctica de denegar el derecho, y recurrió varias de ellas al Tribunal Supremo. En mayo de 2019 el TS le dio la razón: ignorando casi un centenar de sentencias anteriores, el Tribunal ha reinterpretado la legislación sanitaria y de extranjería vigente de una manera no solo contraria a la universalidad, sino a la propia ley. Esto supone un retroceso gravísimo en la protección del derecho a la salud en España, que implica validar la exclusión de un colectivo que además es especialmente vulnerable (personas mayores con enormes dificultades incluso para acceder a seguros privados), y apuntala la transformación de nuestro Sistema Nacional de Salud, que desde hace siete años no es universal y excluye a gente en función de criterios administrativos y económicos. Ante la gravedad de la situación, a día de hoy estamos ya preparando los recursos ante el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y, de ser necesario, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Para ello necesitamos nuevos recursos económicos.

Pero las personas ascendientes reagrupadas no son el único colectivo social excluido del acceso a la sanidad en nuestro país. Pese a que el gobierno defendió en 2018 haber devuelto la universalidad a nuestro sistema sanitario a través Real Decreto-ley 7/2018, de 27 de julio, esto dista mucho de ser cierto. Primero, porque varios colectivos sociales quedan excluidos, lo cual es incompatible con una sanidad universal. Segundo, porque en la práctica administrativa es muy frecuente la denegación -incluso ilegal- del acceso a personas que solicitan atención sanitaria: embarazadas, menores. personas sin papeles con menos de 90 días en España, solicitantes de protección internacional, facturaciones individuales por atención prestada, bajas administrativas de personas previamente incluidas.

Las personas que sufren estas prácticas de exclusión sanitaria suelen encontrarse en una situación de indefensión y vulnerabilidad que convierte en dificultoso, incluso arriesgado, el plantear recursos y reclamaciones por esas prácticas discriminatorias. Eso permite que estos casos sean casi siempre invisibilizados y que las arbitrariedades administrativas se extiendan gracias a un clima de impunidad y de confusión burocrática.

Es por ello que queremos explorar vías para visibilizar y denunciar estas situaciones por los cauces administrativos necesarios, apoyar legalmente a las personas afectadas, y llevar ante los tribunales a los organismos competentes: fundamentalmente el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (que tiene la competencia a nivel estatal) y el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) (por ser Madrid una de las comunidades donde las prácticas de exclusión sanitaria se han extendido de manera más clara).

Blanca Sanidad

Desde La Cabecera damos todo nuestro apoyo a esta iniciativa de Yo Si, Sanidad Universal. Anímate tú también a colaborar en su campaña de crowdfunding. Y ayúdanos a hacer difusión. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *