RESUMEN JORNADA SA CAPÇALERA MALLORCA, «SALUD ÉS NOM DE DONA»

Tras el apoteósico primer Congreso de La Cabecera 2017 en Granada, algo nació entre nosotras. Ese “algo” se reforzó tras el Congreso de Madrid 2018; nuestr@s compañer@s de batalla habían sembrado la semilla y estaban trastocando los cimientos de la inmovilidad y creando nuevas redes de pensamiento y acción. Había nacido algo grande y contagioso, y nosotras ya nos sentíamos parte de esa lucha conjunta.

Así que esta propuesta,” ¿y si la próxima Cabecera 2019 es en Mallorca?”, que empezó entre tapas y el eufórico estado típico (que ahora ya llamaremos) “post-Cabecera”,  pasó del idealismo de unas pocas inconformistas a un proyecto que empezaba a tener pies y cabeza. Nos pusimos en marcha tras la resaca del congreso y manteniendo el rumbo a toda vela, ayudadas por la racha que nos dejaron nuestras compañeras de La Capçalera Barcelona 2019.

En nuestra jornada, de formato más reducido, decidimos que toda la temática que se abordaría sería sobre feminismo, dado que, aunque en todos los congresos de La Cabecera había estado muy presente, nos apetecía ir un poco más allá y montar unas primeras jornadas con contenido exclusivamente en torno a la perspectiva de género en salud.

El proceso organizativo fue complejo; sin estar constituidas como asociación ni contar con ayuda económica externa. Tampoco sabíamos cuál seria nuestra capacidad de convocatoria. Las facturas debían pagarse por adelantado con fondos que aún no teníamos y el precio de la inscripción debía ser reducido. Buscar una sede “no médica” y asequible, contar con un cátering sostenible y con opciones de ajustar el menú…

Jornada Sa Capçalera en el Teatro Municipal Mar i Terra de Palma

Y el final…es por tod@s conocido. Más de 100 personas inscritas, cerrada la posibilidad de inscribirse a las 24h de abrir plazo, una sede preciosa y comunitaria a más no poder (el Teatro Municipal Mar i Terra de Palma), un programa de gran interés que a posteriori la mayoría de asistentes valoraron muy positivamente. Y una experiencia compartida entre organizadoras, asistentes y ponentes que se disfrutó, se cantó y se bailó.

Hemos aprendido mucho durante este camino. Nos ha encantado contribuir a mantener viva esta semilla del inconformismo tocando consciencias y reivindicando la salud comunitaria. Nos ha maravillado ver la respuesta de l@s asistentes, comprobando que compartimos no sólo preocupaciones sino también las ganas de crecer como profesionales y ciudadanía. Todas las trabas administrativas y económicas iniciales nos han servido para empoderarnos más, para hacernos más independientes y demostrar, una vez más, que la unión hace la fuerza y que para hacer algo grande no se necesita mucho más que voluntad, organización y un objetivo común.

Ojalá le sigan creciendo ramas al árbol cabeceril.

Nosotras ya pensamos en el próximo septiembre…

¡A seguir construyendo!

SALUT ÉS NOM DE DONA

Jornada de salud comunitaria con perspectiva feminista organizadas por Sa Capçalera Mallorca el 28 de septiembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *