#EVAsigue sosteniendo la salud del barrio.

La participación ciudadana es salud y la salud es participación ciudadana.

La Organización Mundial de la Salud señala la necesidad de que la ciudadanía participe (1) en la construcción de la salud de su Comunidad. Igualmente establece que es responsabilidad de las administraciones el proporcionar a la población los medios necesarios (2) para ejercer un mayor control sobre su salud y bienestar físico, mental y social.

A nivel local, estos compromisos han sido adoptados por los municipios adscritos a la Red Española de Ciudades Saludables (3), de la que Madrid forma parte, comprometiéndose a promover ciudades más equitativas y solidarias y favoreciendo la participación de la comunidad, especialmente de las poblaciones más vulnerabilizadas.

El propio Ayuntamiento de Madrid (4,) a través de su organismo Madrid Salud y en el marco del Programa de Desigualdades Sociales en Salud, trabaja conjuntamente con espacios de participación ciudadana como el Espacio Vecinal Arganzuela (EVA) en proyectos como Mapeando Arganzuela.

Por otro lado, a través del Plan Madrid Ciudad de los Cuidados (5), el Ayuntamiento de Madrid se comprometió a poner la sostenibilidad de la vida y la facilitación de los cuidados en el centro de las decisiones políticas.

En un contexto en el que se prioriza lo individual sobre lo colectivo, se menosprecia aquello que no reporta beneficios económicos y la vida se reconduce cada vez más al ámbito doméstico, los espacios de participación y cuidados son cada vez más importantes.

Es fundamental y como colectivos sanitarios defendemos el paso a una visión de la salud que ponga en valor aquellos recursos y espacios donde se genere salud frente a la clásica visión de buscar y tratar la enfermedad (6,7).

Además, durante la actual crisis sanitaria y social, son los colectivos vecinales los que han salido al rescate de los barrios mientras el sistema sanitario desatendía las necesidades sociales de nuestras poblaciones vulnerabilizadas (8). La solidaridad vecinal ha permitido frenar la curva del azote social mediante grupos de apoyo, despensas, cuidado de menores/mayores/mascotas y atención colectiva a las necesidades que surgían. En otras palabras, los espacios vecinales han generado salud en mitad de una pandemia que nos la arrebataba.

Sin embargo, la realidad es que estos espacios, ya de por sí escasos, no siempre encuentran el apoyo necesario.

Hace algunos años, las vecinas del barrio madrileño de Arganzuela recuperaron parte del edificio del antiguo mercado local, que llevaba décadas abandonado, y lo llenaron de vida. Lo llamaron EVA (Espacio Vecinal Arganzuela) y, desde entonces, se ha convertido en un centro de aprendizaje y apoyo imprescindible y abierto a todo el barrio.

Durante 4 años ha sido el hogar de grupos de teatro, coros, talleres de baile y de costura, Jam sessions de música y de dibujo, cines al aire libre, programas de radio, un huerto urbano, clases de idiomas y de guitarra, colectivos feministas, de defensa del derecho a la vivienda, de economía solidaria…
La Red de Apoyo de Arganzuela recoge y reparte desde el EVA alimentos y ropa a personas vulnerabilizadas y sus talleres de reparación y préstamo gratuito de bicis y ordenadores, su biblioteca, su espacio de crianza y ludoteca cubren necesidades básicas que los servicios públicos, por desgracia, no aseguran.

Otro aspecto esencial del EVA es su funcionamiento asambleario y horizontal, esto lo convierte en un espacio de encuentro para personas de distintas edades y procedencias. Un lugar al que vincularse, del que sentirse parte y afrontar con solidaridad las necesidades de sus vecinas, a la vez que desarrollar habilidades de reflexión y pensamiento crítico.

Por todo esto, en el proceso de mapeo colectivo del barrio, las vecinas identificaron el espacio como un activo positivo para la salud comunitaria.

Como colectivo de La Cabecera nos sentimos especialmente vinculadas y agradecidas al EVA por haber sido el espacio que acogió el proceso de preparación y posterior celebración de nuestro segundo congreso nacional en 2018 (9), un espacio de formación en Atención Primaria independiente de la industria farmacéutica con más de 250 asistentes.

Pero el EVA está en peligro. En febrero de 2021 termina el plazo de una cesión para la gestión del espacio que el Ayuntamiento de Madrid autorizó inicialmente durante cuatro años y que ahora rechaza renovar. Con el convencimiento de que la continuidad del espacio vecinal es compatible con el uso del resto de instalaciones del Mercado para otros propósitos, desde el colectivo han lanzado una campaña para defender su permanencia.

Ya son varios los espacios gestionados por las vecinas que han desaparecido de nuestra ciudad en los últimos meses por motivos similares (10,11).

Como profesionales de la salud comunitaria alzamos la voz para reivindicar la relevancia de espacios de participación vecinal para la generación de poblaciones saludables y la necesidad del compromiso institucional con la creación, apoyo y mantenimiento de estos espacios como estrategia en política sanitaria local.

BIBLIOGRAFIA

  1. Organización Mundial de la Salud. Atención Primaria en Salud. Alma Ata 1978.
  2. Conferencia lnternacional sobre la Promoción de la Salud (Organización Mundial de la Salud). Carta de Ottawa para la Promoción de la Salud. Ottawa. 1986.
  3. Health Cities Mayors Forum. Consenso de Shanghai sobre Ciudades Saludables. 2016.
  4. Madrid Salud. Salud Comunitaria, un reto para Arganzuela [blog de noticias]. 2019.
  5. Madrid Salud. Plan Madrid Ciudad de los Cuidados.
  6. Cofiño R, Aviñó D, Benedé CB, Botello B, Cubillo J, Morgan A, et al. Promoción de la salud basada en activos: ¿cómo trabajar con esta perspectiva en intervenciones locales? Gac Sanit. 2016;30(1):93-8.
  7. hernán M, Morgan A, Mena A. Formación en salutogénesis y activos para la salud. Granada: EASP; 2013
  8. Observatorio de Salud Comunitaria y COVID19 (Alianza de Salud Comunitaria). COVID 19: Una respuesta comunitaria para una pandemia social. 2020. 
  9. II Congreso La Cabecera, Madrid 2019. 
  10. Pérez A, Casado D. El Ayuntamiento de Madrid desaloja el solar vecinal de Antonio Grilo. Eldiario.es [diario digital] 2020.
  11. Franco L. El Tribunal Superior de Justicia sentencia que el desalojo de la Ingobernable fue ilegal. El País [diario digital]. 2020.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.